Pocos barrios en Chile han logrado conciliar desarrollo con su sello característico. Uno de ellos es el Barrio Lastarria, la zona con mayor oferta cultural de la ciudad de Santiago, ubicada en el corazón de la capital, a un costado del Cerro Santa Lucía.

Y es que además del conocido valor arquitectónico patrimonial del sector, que llevó a que le fuera otorgado en 1997 la denominación de Zona Típica, en pocas cuadras a la redonda se concentra un enorme circuito urbano que incluye museos, centros culturales, cafés, restaurantes, cine y teatros, tiendas de diseño, feria de antigüedades, librerías y pequeños comercios. Una potente combinación de belleza y servicios que da vida a este barrio de estilo europeo que nunca pierde su tranquilidad, a pesar de estar muy cerca del centro de la capital.